2 jul. 2018

CIRCUITO OESTE AMERICANO - CAPÍTULO XIII - SANTA MARÍA-SANTA BÁRBARA-LOS ÁNGELES Y VIAJE DE REGRESO

Ir a : Página Principal
Ir a: Capítulo XII

CAPÍTULO XIII - SANTA MARÍA-LOS ÁNGELES Y VIAJE DE REGRESO

Kilómetros previstos: 255

DÍA 13º) Domingo- 17/06/2018

Recorrido del día



Como la tarde anterior no habíamos encontrado ninguna tienda donde comprar la bollería para el desayuno, optamos por tomar el buffet del hotel.


Salida a las 08:00 de la mañana de Santa Mª. Retomamos la carretera paralela a la costa y nos dirigimos a la ciudad de Santa Bárbara.


SANTA BÁRBARA

1ª parada: en el muelle embarcadero de Santa Bárbara.



 Faro en el Bulevar Cabrillo (frente al muelle)



Stearns Wharf es el famoso muelle de madera lleno de tiendas de souvenirs, puestos de comida rápida y algún que otro restaurante. 

Es muy bonito, un estilo al de Santa Mónica, lástima que estaba lloviznando y las fotos no tienen mucha iluminación.

También es una pena haberlo visto tan solitario por la hora tan temprana, cerca de las 09:30. Todos los establecimientos estaban cerrados, sólo estaban empezando a montar una exposición de arte en el paseo junto al muelle.











Desde el muelle se aprecian las altísimas palmeras del bulevar E. Cabrillo.








Me hubiera gustado ver el muelle más tarde y con mejor tiempo porque probablemente estaría más ambientado.

A unos 4,5 km aproximadamente se encuentra la Misión de Santa Bárbara, esa fue la 2ª parada que hicimos, Visitamos su iglesia y los alrededores. Es uno de los rincones más famosos de la ciudad de Santa Bárbara.
Es una misión colonial construida en 1786. Su objetivo era evangelizar a los indios Chumash que habitaban esa zona de California. 
De la importancia que alcanzó la Misión Santa Barbara es una muestra el que fuera conocida como la “reina de las misiones californianas”. Asimismo, era la única cuyo edificio tenía dos torres de campanario. 
Si bien, se construyó a finales del siglo XVIII, lo cierto es que el edificio original fue totalmente destruido por el terremoto que afectó en 1812 a esta ciudad californiana 
Por este motivo el edificio franciscano tuvo que ser reconstruido, obras que finalizaron en 1820.




Junto a la Misión hay una fuente de estilo morisco original de 1906


Preciosas las pinturas de artistas callejeros en el pavimento frente a al Iglesia. Esta de Frida Kahlo me encantó.





 


  


  




   
 


De nuevo aquí la campana del Camino Real, ya comenté en el capítulo anterior la historia de dicho símbolo.




La lavandería de la misión fue terminada de construir por los indios Chumash en el año 1818.






Volvimos al autobús y nos dirigimos al Downtwon, pasando por la calle State que es la principal.

SANTA BÁRBARA
Si bien la actual ciudad de Santa Bárbara se extiende por un territorio que históricamente fue ocupado por los indios Chumash durante miles de años, la ciudad fue fundada por los españoles en 1782, y sólo pasó a poder de Estados Unidos en 1846. 
El centro comercial de la ciudad fue prácticamente destruido por un terremoto en 1925, lo que dio paso a una reconstrucción de la misma. Su arquitectura tiene grandes reminiscencias del estilo colonial español.

La preciosa calle State con apariencia elegante, muy cuidada y con amplios acerados para paseo, está llena de tiendas y restaurantes, mezclando edificios coloniales con tiendas modernas.







El autobús nos paró en la calle paralela y nos dejaron un poco de tiempo libre, que sólo nos dio para tomarnos un café y recorrernos un tramo de la calle principal.

  

Entre ambas calles se encuentras distintas galerías o pasajes peatonales con una decoración muy bonita.




Las altas palmeras entre otros árboles acompañan por todo  el acerado de la vía, dándole un toque muy elegante. 

No llegamos a ver su playa pero por lo visto es algo que también la caracteriza.






 

    


Sobre las 11:30 retornamos para Los Ángeles.

Aproximadamente sobre las 13:00 horas, nos dejaron en el hotel,  terminó nuestro circuito, despedida de los guías y conductor y ya hasta la hora de salida del día siguiente sería tiempo libre.

Nos habían dejado en el Hotel Hilton del Aeropuerto, en la mayoría de los casos casi con más de 24 horas de antelación a la hora de salida a nuestros destinos, lejos de todo y sin otro transporte público que el taxi o los shuttles del hotel y el aeropuerto.

Al regreso esta ha sido otra de mis quejas a CATAI.

Inmenso hotel con un movimiento tremendo de pasajeros haciendo los check in/out, tuvimos que aguardar una larga cola. Como ya estábamos solos, sin guías, nos habían mal acostumbrados, eso no nos había ocurrido en ninguno de los hoteles anteriores, puesto que al ir en grupo, Paul lo hacía por nosotros.

Habitación muy espaciosa y luminosa pero no había frigorífico y a pesar del sistema de insonorización, se escuchaban los ruidos de los aviones por la cercanía con el aeropuerto.

Tras el check in, quedamos con dos parejas más del grupo y nos fuimos a comer a un restaurante cercano (de lo poco que había para elegir) Restaurante Denny's. Tomamos dos chuletas de carne y una de ellas con brócoli y puré de patatas y la otra con dos huevos fritos y patatas gratinadas más 3 cervezas. Total incluida propina 58,33$ (50€ aprox.)

Para aprovechar la tarde habíamos decidido ir al downtown a ver algunas cosas que se nos habían quedado pendientes, porque el primer día llegamos muy tarde y la panorámica no lo incluía.

Para ir al centro desde el hotel los guías nos habían aconsejado tomar el shuttle del hotel al aeropuerto que nos llevaría a la línea verde del metro y después hacer dos trasbordos, línea azul y línea roja, en total 1,5 hora de duración, pero el conserje del hotel nos comentó que ir en metro no había problema, salvo el tiempo que tardábamos pero que a la vuelta podría ser peligroso, así que nos dio una mejor idea y no lo dudamos.

Con el transfer del hotel que pasa cada 15' y es gratis, nos llevaría al aeropuerto a la parada de un autobús llamado FlyAway que nos dejaría en Union Station, bueno ese era el destino que nosotros habíamos elegido. Había diferentes autobuses con distintos destinos. El precio es 9,50$ por trayecto y persona y tardaríamos unos 45', así que elegimos esta opción.

Nos acompañaron Isa e Israel.

Al llegar al aeropuerto, en las columnas de las terminales te encuentras un letrero verde de los autobuses que pasan por allí con sus destinos.

Cuando llegó el nuestro lo tomamos hasta Union Station. La foto de la derecha es la que estaba en la terminal del FlyAway en Union Station, con la tabla de horarios. 

Se paga al llegar y sólo con tarjeta, no admiten efectivo.

   
UNION STATION 
Union Station es la estación terminal ferroviaria de la ciudad de Los Ángeles, California. Inaugurada en mayo del año 1939, fue "la última gran estación de ferrocarriles" construida en los Estados Unidos.

Ha sido locación de escenas en numerosas películas, entre ellas: Union Station (si bien se supone que transcurre en la estación homónima de Chicago), Speed, Pearl Harbor, Blade Runner y Star Trek VIII: Primer contacto. También aparece en series televisivas.

(Recomendación: Si tenéis necesidad de ir al baño hacedlo antes o después a la visita de Union Station porque los aseos están lamentables).





Plaza Olvera con el Consulado de México al fondo



En el año 2012 inauguraron en la pequeña plaza que hay en un parque junto a la Plaza Vieja, lugar donde se inició la ciudad, esta estatua en homenaje al cantante mexicano Antonio Aguilar, que cuando llegó a EEUU estuvo durmiendo ahí en el suelo hasta que se abrió un hueco en la música y alcanzó el éxito.


Frente a la estatua se encuentra el Consulado de México con bonitas pinturas con motivos muy mexicanos y la calle Olvera, lugar más antiguo de los Ángeles y que visitamos el primer día en la panorámica.

Consulado de México




Era domingo, había un ambiente tremendo en la Plaza Vieja y la calle Olvera, nada que ver con la tranquilidad que la vimos el primer día.


Zona totalmente mexicana tanto en el estilo de sus construcciones como el público que estaba por allí, una chica estaba cantando canciones hispanas y mucha gente bailando.




Después nos dirigimos a la catedral, pasamos por la calle N. Spring St. donde se encuentran altos edificios como el Palacio de Justicia y otras oficinas de la Administración, así como la bonita torre del Ayuntamiento.


Palacio de Justicia


   

Oficinas de la Administración y el Ayuntamiento

   

Continuamos hacia la Catedral, un poco complicado llegar y no por lejos sino por lo poco accesible para los peatones, ya me habían dicho que Los Ángeles es una ciudad para moverte en coche.

Al llegar a ella, estaba cerrada (aparte de que no encontramos ningún acceso desde la calle), vimos a una familia hispana que andaban por allí y ya se marchaban por el parking porque habían venido en coche y son los que nos abrieron por dentro la puerta de salida de emergencia. Gracias a eso pudimos verla.


Catedral de Los Ángeles
La catedral de Nuestra Señora de los Ángeles obra del arquitecto español Rafael Moneo, es una catedral católica e Iglesia principal de la ciudad de Los Ángeles

Esta reemplaza a una catedral anterior y de menor tamaño, la Catedral de Santa Vibiana, que fue dañada seriamente en el Terremoto de 1994. Se estimó que las diversas reparaciones sobrepasarían los 180 millones de dólares. La diócesis concluyó que sería más apropiado construir una catedral nueva.

La catedral ocupa un área de 23.000 m² en la esquina de Temple y Grand Avenue en el Centro de Los Ángeles junto a la autopista 101.

La Iglesia de doce pisos de altura puede acomodar a más de 3.000 peregrinos, tiene una plaza de 10,000 m² (2.5 acres), varios jardines y cascadas de agua. Posee también un Centro de Conferencias, una residencia para los obispos y una para el Cardenal Roger Mahony.
Foto exterior de la Catedral completa tomada de la web del arquitecto.


En una línea muy moderna y nada que ver con las catedrales europeas, me pareció espectacular. Había un señor tocando el órgano que en un espacio tan diáfano tenía un sonido fantástico.

    


 






  



Sus dos puertas exteriores

   








Salimos de la catedral (amablemente "expulsados" por el guardia de seguridad) y tomamos por Broadway St., esta calle es una de las que atraviesan el parque (Grand Park) que está frente al Ayuntamiento. Seguimos subiendo las escaleras del parque cruzando también la calle Hill St. hasta llegar a  Grand Ave.


En las aceras de dichas calles hay bonitos miradores del parque, su fuente y principalmente del blanco edificio del Ayuntamiento.





Mi idea era llegar hasta el edificio de la foto de abajo, el Dorothy Chandler Pavilion, donde desde un hueco de su famosa fontana delantera (según he podido leer), se hacen  preciosas fotos con el Ayuntamiento al fondo, pero nos encontramos prohibido su acceso por estar en obras.



  
Aquí nos despedimos de nuestros amigos Isa e Israel que continuaron en el centro. Ellos querían ver el barrio japonés, nosotros ya estábamos muy cansados y regresamos a Union Station, de camino a esta pasamos por el edificio Walt Disney Concert Hall, que habíamos visto el primer día desde el autobús pero que ahora lo teníamos delante para fotografiarlo y recrearnos mejor de su parecido con el Museo Guggenheim de Bilbao.





Pudimos observar lo que nos habían dicho, pero aún así no deja de sorprenderte y llamar la atención. A la ida no encontramos nada pero al regreso había muchísimos homeless, acomodados en sus tiendas de campañas durante calles y calles del downtown,  como ya habían cerrando las oficinas y comercios cercanos se disponían a pasar la noche. Pasamos por delante de ellos sin ningún problema.


De nuevo en la Plaza de Antonio Aguilar, esta vez, un grupo haciendo una danza india.




Palmeras de la plaza de Union Station

Y volvimos a Union Station para tomar nuestro Flyaway que nos llevaría al aeropuerto.


Nos despedimos de Los Ángeles con estas vistas desde el autobús de los skylines del downtown.


  

DÍA 14º) Lunes- 18/06/2018
Hoy tocaba vivir la mañana más larga, aburrida y desaprovechada del viaje.

Una de las peores cosas de la organización de CATAI.También se lo hicimos saber.


El habernos dejado desde el mediodía del día anterior en un hotel al lado del aeropuerto donde no se puede hacer nada si no tienes coche y el hecho de no salir nuestro vuelo hasta las 18:15 fue un error y mala organización del circuito.

No madrugamos mucho y pensábamos ir un rato a la piscina, pero tanto estas como los jacuzzis se encontraban en una zona donde aún no daba el sol y la mañana estaba un poco fresquita....

Así que naneamos un poco y a la hora de comer lo hicimos con los mismos amigos del día anterior y en el mismo sitio.

Sugiero que para aquellos que les ocurra lo mismo que a nosotros, que los dejen en un hotel cerca del aeropuerto y el vuelo no salga hasta por la tarde-noche, que contraten la excursión de Venice Beach, Santa Mónica o Marina del Rey este día y no el primero como la hicimos nosotros ya que estos lugares están mucho más cerca del Aeropuerto que desde Los Ángeles ciudad.

Llegada nuestra hora nos fuimos para el aeropuerto y regresamos a casa sin ningún problema y a la hora prevista.


Ir a : Página PrincipalIr a: Capítulo XII