27 jun. 2010

CRUCERO POR EL MEDITERRÁNEO. CAP. I - INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN 

 

Es nuestro segundo intento de realizar un crucero. El año pasado probamos pero nos fue imposible. Con tres meses de antelación a la fecha que habíamos decidido, fuimos a la agencia y ya no quedaban camarotes intermedios, es decir, sólo quedaban los de las plantas más bajas e interiores o las suites, las cuales se disparataban de precio, aunque después de la experiencia, para el escaso tiempo que se pasa en los camarotes, casi no merece la pena pagar más dinero por uno en mejor situación, cuando al final, todos los servicios comunes son los mismos para el que paga mucho como el que viaja en el más económico.
Desconocíamos que para realizar un crucero la gente los suele reservar con meses e incluso años de antelación, en esta ocasión supongo que habría plazas libres a la fecha que nosotros lo hemos reservado, poco más de un mes de antelación, por las cancelaciones de los clientes procedentes del cierre de Marsans, según he oído.
El año pasado, el viaje sustituto fue Grecia.
Esta vez hemos llegado a él de rebote, cuento la historia:
Sobre principios de febrero llegó a nuestras manos una publicidad de TRAVELPLAN del 2 x 1 de un circuito de 7 días por ciudades noruegas del sur y fiordos. Yo llevaba mucho tiempo queriendo hacer ese viaje, pero por una razón u otra siempre lo iba posponiendo.
Teniendo en cuenta lo caros que son los países escandinavos, era una oferta que estaba bastante bien de precio y no lo dudamos ni un momento y lo contratamos. La fecha elegida era el 26 de junio de 2010, también era nuestro segundo intento fallido a Noruega, hace un par de años no hubo manera de conseguir vuelos. 
Pues bien, cuando quedaba un mes y medio aproximadamente para la partida, nos llaman de la agencia y nos dicen que el circuito tal y como lo teníamos contratado que no lo iban a hacer, no nos dieron más explicaciones de los motivos, que lo hacían igual pero el orden al revés. Dijimos vale, qué más nos da visitar una ciudad al principio o al final, pero en realidad no era así, ese no era el único cambio.
El principal era que la vuelta la teníamos con vuelo directo de Stavanger a Madrid sobre las 15:00 horas y nos lo cambiaban por uno que salía a las 6’00 de la mañana desde Bergen a Copenhague y tras una espera de 8’00 horas en esta ciudad, para al final salir para Madrid a la misma hora que con el vuelo directo.
Cuando un viaje se cambia, las condiciones de la opción alternativa tienen que ser iguales o superiores a las originales y desde luego estas no eran ni parecidas.
Si el vuelo salía a las 6’00 de la mañana, teníamos que estar en el aeropuerto a las 4’00 y levantarnos sobre las 2’00.
Por el mismo precio nos robaban una noche de hotel, un desayuno y la posibilidad de estar toda una mañana conociendo una ciudad, así como estar tirados ocho horas en un aeropuerto.
Por supuesto que me negué a aceptar esto y luchar por algo mejor pero no daban ninguna alternativa, o esto o la devolución de la señal que habíamos entregado, lógicamente optamos por recuperar el dinero y ya que se nos había hecho el cuerpo a viajar en Junio, había que cambiar el chip y buscar un nuevo destino para nuestras vacaciones.
Desde aquí quiero denunciar al mayorista TRAVELPLAN por publicidad engañosa. En cada una de las páginas del folleto ponía bien clarito: “Salidas garantizadas”. No me ofrecen una opción similar y a pesar de tener en mis manos la documentación con vuelos confirmados, se permiten el lujo de cambiarlo y no me dan la correspondiente indemnización (en mi caso, por la fecha de anulación, era el 5%), cantidad que no he reclamado formalmente por falta de tiempo.
Después he podido comprobar en los foros de viajes de Internet, la ingente cantidad de denuncias y personas descontentas con el servicio prestado por este tour operador . Desde aquí invito a alguien que quiera contarme su buena experiencia con este mayorista. Yo no viajaré nunca más con TRAVELPLAN.
Los cruceros no son precisamente nuestro ideal de viaje, no somos mochileros porque mentiría pero sí nos gusta planificar nuestro viaje y organizarnos por nuestra cuenta y a priori, sin conocerlos no nos atraía mucho la idea de tener que llevar ropa informal, ropa de gala, ropa de baño y ropa con sus complementos para cada una una de las noches temáticas. Unos maletones impresionantes y no ya por cargar con ellos que te lo llevan, lo sueltas en el puerto para 7 días y lo vuelves a cargar el último, si no el “pensar que llevarte”, ese es mi mal en cada viaje, por si hace frío, por si hace calor, y por más viajes que hago no acabo de aprender a hacer maletas reducidas. Tampoco nos atraía la idea de hacer excursiones a velocidad exprés para ver muy poco de cada ciudad así como la masificación de gente que supone “colas para todo”.
Habíamos pensado dejar los cruceros, al ser viaje más tranquilos (eso suponíamos nosotros) para cuando fuéramos más mayores pero la gente con la que hablábamos insistía e insistía de que eran fantásticos.
No conozco absolutamente a nadie que hable mal de un crucero, todo el mundo viene encantado sea con la naviera que sea y sea el itinerario que sea. Todo el mundo que conozco cuando hace el primero, en cuanto puede repite e incluso hay gente que no concibe ya un viaje si no es un crucero y con más motivos sin van en familia, con niños principalmente.
Así que nos dijimos, alguna vez tendremos que hacer uno para opinar por nosotros mismos y hablar con conocimiento de causa y ahora debido a las circunstancias que se nos ocasionaron, lo decidimos sobre la marcha. 
Aunque lo hemos pasado muy bien y nos han gustado muchas cosas vividas esa semana, no ha cambiado para nada nuestra opinión de los cruceros, también se mantienen vivas las cosas negativas, como narraré en los capítulos siguientes.

2 comentarios:

Chus dijo...

Gracias Carmen. Vamos ha hacer este mismo crucero en S.Santa y de verdad que la ayuda que aportas con todos tu comentarios y reseñs son fabulosos. Otra vez gracias.

Manuel dijo...

MUCHAS GRACIAS, SIEMPRE VAMOS PERDIDOS, ESPERO QUE ESTO NOS SEA DE GRAN AYUDA.
UN ABRAZO
MANOLO