27 jun. 2010

CRUCERO POR EL MEDITERRÁNEO. CAP. IV – COMENTARIOS PRE-CRUCERO

COMENTARIOS HASTA INICIO DEL CRUCERO. VIAJE A BARCELONA, EMBARQUE Y CONTRATACIÓN DE EXCURSIONES

Ver Barcelona. Casa Batlló y Pedrea

Día 1º) Viaje Sevilla a Barcelona. 11.06.10


El viaje a Barcelona, decidimos hacerlo en coche, pensamos que no debíamos tentar a la suerte dos veces y arriesgarnos a quedarnos en tierra por las cenizas del volcán …. ese que es tan difícil de pronunciar.  En mi trabajo oí decir que la última vez que       explosionó cenizas fue en 1920, y lo estuvo haciendo durante un año. Cuando fuimos a Croacia nos libramos por chiripa, pero esta vez que lo sabíamos obraríamos con cautela.


Salimos el día antes en coche a Barcelona, teníamos todo el día para llegar, así que relajados e ilusionados como siempre que se sale de vacaciones nos pusimos en carretera.


El viaje, a pesar de nuestras cuatro paradas, y tardar como unas 10 horas 45’, se hizo bastante corto. Lo que es una pasada es el dineral que cuesta la autopista desde Sagunto a Barcelona, pero bueno como no vamos a menudo, desde luego merece totalmente la pena ya que se gana mucho en tiempo, pero sobre todo en seguridad. Pero claro, no puedo evitar comparar los peajes en nuestro último viaje, Croacia, precios irrisorios comparados con los de España y la autopista de ese país estaba en una unas condiciones y servicios óptimos.


Habíamos reservado habitación en el Hotel Front Marítim situado en Paseo García Faria, 69
Este hotel está bastante bien, es totalmente nuevo, creo que lo hicieron para lo del Fórum en el año 2004. Nos costó 70 € la noche sin desayuno y sin parking pero son dos cosas que carecen de importancia, ya que se pueden encontrar aparcamientos libres por la zona con facilidad y el desayuno, aunque el hotel ofrece uno continental a buen precio, hay también bares cercanos que se desayuna estupendamente.
Es todo muy moderno, no tiene mini bar pero sí son bastantes los artículos de regalo que ponen en el baño así como zapatillas y el personal, encantador. Elegimos este hotel por la cercanía con el Puerto, y porque fue lo único que encontramos por la zona que estuviera bien y con un precio aceptable.


Llegamos a él con nuestro GPS, como siempre, sin problemas. Nada más hacer el check-in en el hotel, nos fuimos con el coche al aparcamiento que tiene concertado Pullmantur para los cruceristas que lleguen a Barcelona en vehículo propio y donde habíamos decidido dejar el nuestro para la semana que estaríamos en el crucero. 


Estaba a una distancia de 4,100 kmts. y 6’ del hotel y el precio era de 57 € por ocho días. Teníamos otras dos opciones más pero tienen precios similares y la distancia muy parecida, nos decidimos por este por estar a medio camino entre el hotel y el puerto y ya que teníamos aparcamiento para un día más de los que duraba el crucero, nos beneficiaríamos dejando el coche esa primera noche de nuestra llegada a Barcelona.
La dirección del aparcamiento es:
 

 
Inmediatamente después de dejar el vehículo, nos fuimos a una estación de metro cercana y nos bajamos en Paseo de Gracia.


Aunque era mi séptimo viaje a Barcelona y no siempre por turismo, al menos sí me conozco lo más importante y como era escaso el tiempo que teníamos esa tarde para visitar “algo de Barcelona”, optamos por ver de nuevo y recrearnos en las maravillosas y modernistas edificaciones de Gaudí, como son la Casa Batlló y la Pedrera, dimos un paseo por Paseo de Gracia, Plaza de Cataluña y Ramblas, disfrutando de una Barcelona que me tiene enamorada y del ambientazo que tenían sus calles a esas horas. Por ello nos sentamos como típicos guiris a tomar una cerveza en el Café Zurich de Plaza de Cataluña. 


Más tarde cenamos en el no más “tipical turista” Restaurante Baviera, al principio de las Ramblas, en plan de tapas con buen aspecto a priori y un encargado buen relaciones públicas que amenizaba la estancia con juegos de mano a las chicas jóvenes que tomaban sus tapas, pero que luego resultó ser un poco caro, no tan buenas las tapas y el encargado “simpático” te apretaba para que te fueras nada más acabar de comer.


Después de pasar un rato entretenido por las ramblas viendo los muchos animadores que la amenizan tratando de sacar unos euros, tomamos un metro y de regreso al hotel. Bueno exactamente pasando antes por una farmacia de 24 horas para intentar comprar unas gafas por haber perdido las mías en la última hora. Gafas que no compré allí por atendernos un desconfiado señor por una ventanilla que no me dejaba probármelas a ver si eran del aumento necesario como no se las dejara pagadas de antemano, así como me parecieron excesivamente caras,  pagar por unas gafas 18 € por las mismas que en mi ciudad me cuestan  8 €.


Llegada al Puerto y procedimiento de embarque


Para llegar al Puerto tomamos un taxi desde el Hotel, en 14’ recorrimos los casi 8 kmts. que nos separaban desde el Hotel al Moll Adossat donde estaba el Sovereing atracado. Nos llevó 16 €.


Pongo aquí el mapa desde el aparcamiento por si alguien va directamente de dejar el coche al puerto y así veis el lugar exacto del Muelle adosado donde se toma el barco.


image

1º) Nada más que llegas al puerto "Muelle Adosado" en la puerta misma hay tres personas en tres mostradores pequeños, de esos portátiles ambulantes para recogerte las maletas. Allí se hacen entrega de ellas.

2º) Se entra en el interior del edificio y se pasa por el arco y por el escáner los objetos de mano que  se lleven.

3º) A continuación una persona entrega un impreso que hay que rellenar con los datos de la tarjeta de crédito y se entrega en el mostrador (si hay mucha cola, hay que irse rápido para la fila y en la misma se rellena el impreso, así se adelanta tiempo).

4º) Nos encontramos dentro de una nave muy grande que a la derecha hay como unos 40 mostradores aproximadamente como los de los aeropuertos.

5º) Como habrá mucha gente, salvo que llegues muy muy temprano, tendrás que ir avanzando hacia los mostradores a través de unas cintas de las que organizan las filas.

6º) Cuando llegas al primer puesto, un chico te dará una tarjetita de un color determinado y un número (nosotros teníamos el 8 en amarillo) y te indicará el mostrador al que puedes pasar. El color de la tarjeta indica el grupo con el que tienes que entrar, creo que con cada color o número entran unas 100 personas de golpe, primero los de las suites y las familias con niños y después los números/colores que vayas oyendo por megafonía.

7º) Cuando estás en el mostrador os hacen una foto con una cámara web, entregas el impreso relleno de la tarjeta de crédito (bueno si quieres pagar con tarjeta, también puedes hacerlo en efectivo, pero tienes que entregar un depósito no recuerdo de cuanto pero bastante grande y además el último día tendrás que aguardar una cola por la mañana para liquidar la cuenta. Si pagas con tarjeta, la noche antes te dejan la factura en tu habitación y salvo que haya algún error te lo cargan directamente en la cuenta y no tienes que hacer cola).

8º) La persona del mostrador os dará una tarjetita de Pullmantur tipo tarjeta de crédito que hará la función de ésta mientras estés en el barco, sirve como pasaporte para entrar y salir del mismo y para pagar todo lo que compres. En esa tarjeta llevarás impreso el nombre del Restaurante donde te ha tocado cenar, el turno y el número de mesa. El empleado del mostrador te dirá a que hora se empieza a embarcar, quiero recordar que era sobre las 12:00 ó 12:30.

9º) A la hora indicada empiezan a llamar por megafonía para que vaya entrando la gente. Cuando llamen tu color de tarjetita que te dieron al principio, pasas a la sala siguiente donde hay unas escaleras mecánicas que ya te llevan directamente a unas galerías metálicas que a través de ellas se accede a la cubierta 4ª del barco. En estas galerías metálicas te paran para hacerte la primera de las muchas fotos que te van haciendo en distintos momentos a lo largo de la semana y que luego  exponen  en un salón para que las compres. Nosotros no compramos ninguna, los precios no eran nada económicos y bastante teníamos con las que nos hacíamos con nuestras cámaras.

10º) Pasan la tarjeta y una persona te acompaña a la habitación.

NOTA: Como las maletas no te las dejarán en la puerta de tu camarote hasta las 17:00 aproximadamente, cuando llegues puedes irte directamente a comer a la cubierta 11 que está el Buffet Panorama. O si lo deseas puedes irte a la piscina (también en la cubierta 11, eso sí, procura llevarte una maletita de mano que no embarcarás, como en los aviones, con el bañador, medicamentos o artículos personales que te vayan a hacer falta antes de que te entreguen las maletas. Este equipaje de mano también te será útil para el día de vuelta, ya que antes de las 02:00 de la mañana tienes que dejar las maletas en la puerta del camarote y tendrás que tener algo para guardar los artículos de última hora (bolsa de aseo, pijama, etc. ).
 P6128755
Esta es la nave grande en el puerto que os explicaba antes, con los cerca de 40 mostradores de embarque, las filas ordenadas por las cintas y la sala de espera donde aguardan los cruceristas  a ser llamados por megafonía para embarcar. 

Impresión del barco y primera tarde de navegación.


Serían aproximadamente las 13’15 cuando entrábamos en el Sovereign, una chica nos acompañó a nuestro camarote, estábamos en la 3ª planta o cubierta como se denomina en lenguaje náutico, con lo cual tuvimos que bajar una.


El camarote estaba muy bien, era muy pequeño pero tenía una cama muy amplia, todo él era cama y sobre todo muy cómoda, teníamos una ventanita de ojo de buey en la cabecera de la cama, que aunque no se podía abrir eso nos daba norte de si era de día, de noche, estábamos en alta mar o llegábamos a un puerto, incluso desde ahí nos permitía ver si estábamos a esas horas en el camarote, la salida o la puesta de sol. El armario era pequeño, pero lo bueno que tiene es que como no se tiene que estar “cambiando de hotel cada día” deshaces la maleta el primero, las metes junto con los chalecos salvavidas debajo de la cama y tienes más huecos libres para moverte.


Como las maletas no nos las dejarían en la puerta de nuestro camarote hasta dentro de 3 ó 4 horas, nos fuimos directamente comer, nos subimos a la cubierta 11 que es donde estaba el buffet Panorama que se encontraba justo al lado de las piscinas y ya pudimos comprobar el ambientillo que había y eso que aún quedaba mucha gente por embarcar. 


Después de comer,  nos fuimos a la zona de la piscina a tomarnos algo y a charlar con Juani que junto con su marido eran las primeras personas que conocíamos del grupo que habíamos hecho por Internet para las excursiones como más adelante explicaré.


Enseguida empezó la animación, se acabó la paz, sobre las 16:00 estaba prevista la “Fiesta de bienvenida” actuaron la banda Café Latino” llegó el equipo de entretenimiento presentándose y formando “bulla” invitando a todo el mundo para que aprendieran pasos de baile, formando un escándalo tremendo , con lo cual nos fuimos enseguida de allí a dar un paseo para conocer las instalaciones, ya quedaba poco para zarpar a las 17’00 h tenía prevista la salida, antes pudimos ver todas las vistas de Barcelona que nos permitía el claro día, así como el edificio del Word Trade Center y la zona de acceso al muelle donde embarcamos (pongo la foto para aquellos que van por primera vez). 




Eran las  17:00 horas, el Sovereign se ponía en marcha rumbo a Villefranche, que envidia nos daba ver los barcos gigantescos que estaban atracados en el puerto de Barcelona y que parecían auténticos bloques de piso, al lado del nuestro….. si hay algún próximo crucero, ya elegiremos otro barco mayor.



DSC_0057
DSC_0055


A las 17:30 estaba previsto el Ejercicio General de Seguridad y abandono del barco, osease, el simulacro, que la gente se lo toma a guasa, y afortunadamente casi nunca pasa nada pero el día que pase… 


Al sonar la alarma, nos fuimos para nuestro camarote a recoger el chaleco salvavidas y nos dirigimos a  nuestra estación de emergencia, ya me empecé a mosquear con unos señores mal educados tocando el pito y no sólo no enterándose ellos de las explicaciones del auxiliar sino que tampoco dejaba enterarnos a  los demás, en fin….me dije, Carmen, no te cabrees que no tiene importancia, estás de vacaciones y quedan muchos días de estar juntos.


A las 18:00 horas estaba previsto la charla de bienvenida y explicaciones de las excursiones, como no íbamos a hacer ninguna con la naviera, no asistimos, nos fuimos al camarote que teníamos trabajo pendiente, deshacer las maletas.


A nosotros, para la cena, nos habían asignado el “Restaurante El Duero” en la cubierta núm. 4 en el segundo turno, a las 22’15, por lo que a las 21’15 teníamos cada día el espectáculo, para las personas que tienen el primer turno de cena, a las 20:00 su espectáculo era a las 22:30.


El espectáculo cada noche era en el Salón Broadway, cubiertas 5 y 7 y este día en concreto se llamaba “Estrellas en el mar”. Ya no recuerdo exactamente este cual era  porque me los vi todos, fueron fantásticos auténticos artistas, cantantes y bailarines,  y otros profesionales como la copa de un pino, disfruté cada noche con cada uno de ellos, todos diferentes, puedo decir que para mí fue casi lo mejor del crucero.


Esta noche, el vestuario aconsejado era informal. Los compañeros de mesa que conocimos ese día serían los mismos que tendríamos durante todas las cenas de la semana, dos hermanas mayores viudas de Valladolid, Aurelia y Lucía, una pareja de edades similares a la nuestra, Fulgencio y Toñi, de Murcia y una pareja más joven de recién casados procedentes de Castellón, Robert y Laura. Desde aquí les mando un beso a todos, porque tuvimos mucha suerte, congeniamos muy bien y lo pasamos estupendamente juntos.


Contratación de excursiones


Las excursiones, había oído que contratándolas con la naviera, eran carísimas, de hecho tenía hasta el folleto en mis manos con el detalle y precios de la mismas, de todas maneras también están en Internet en la web de Pitupo, pero por un familiar que había hecho recientemente este crucero tuve conocimiento del foro, tus viajes favoritos, donde a través de Gabriela, la señora moderadora, encargada desinteresadamente de servir de enlace entre los foreros y la agencia legal Shore2Shore, para organizar grupos y contratar autobuses para hacer excursiones en los puertos de atraque y que eran mucho más económicas.


Hubiéramos preferido hacer las excursiones por libre y visitar las cosas a nuestro aire (sólo lo hicimos así, a medias, en Roma), pero la falta de tiempo para informarme y planificar correctamente la logística y sitios a visitar hizo que nos apuntáramos a todas las excursiones en grupo.


Entré en dicho foro cuando ya estaba formado prácticamente el grupo pues como dije antes, la gente se apunta a los cruceros con bastante antelación  y como todo el mundo estaba eludiendo la responsabilidad de ser representante, yo me ofrecí voluntaria, a cambio, no pagaría mis excursiones, las de mi marido sí. Sólo tenía que encargarme de reunir el dinero de todos los compañeros y entregárselos al guía o conductor, así que fui de todas salvo de una y que a pesar de ello colaboré con el compañero.


Los compañeros de grupo cuando se encontraban un poco perdidos, querían saber cual era el punto de reunión o la hora, así como el personal de la propia agencia, me llamaban por teléfono, con lo cual… uff, no se cuando me venga la factura del teléfono, al ser llamadas internacionales, me habrá salido más caro que pagar las excursiones, pero bueno eso entra dentro del presupuesto del viaje, para mi fue muy divertido, porque en el fondo me gustan esos “jaleillos “ y eso me sirvió para conocer a todo el grupo y que ellos me conocieran a mi.


Salió todo muy bien, como el grupo ya llevaba algún tiempo de relaciones por Internet, fue muy bonito ponerle caras a esos nicks que a veces te quedas sorprendido con tu imaginación pues no se parecen en nada a cómo eran en realidad con respecto a los que tu te habías imaginado.


Fueron muy puntuales y reinó el “buen rollo” desde aquí les mando un beso por si alguien me lee esto.

3 comentarios:

Esperanza dijo...

Hola Carmen, primero felicitarte por el blog y agradecerte la ayuda que nos prestas, sobre todo a los que nos iniciamos en esto de los cruceros. Nosotros vamos en el Sovering el 9-7-11, y me surge la duda sobre que tipo de enchufes electricos hay en las habitaciones, asi como si es de 220, ya sabes hay que cargar cámaras, móviles...etc. Muchas gracias

CARMEN dijo...

Hola Esperanza. Gracias por leerme y me alegra saber que os sirva de ayuda a los futuros cruceristas, pues aparte de por mí, por conservar vivos todos los recuerdos de mis viajes, lo escribo con tanto detalle pensando que pueda ayudar a otros viajeros y perdona mi tardanza en responderte.

El voltaje sí es de 220, pero ahora no recuerdo exactamente cuantos enchufes había en mi camarote, lo que si recuerdo es que yo también tenía muchas cosas para cargar y no tuve ningún problema. No estaría de más que te llevaras, un adaptador doble o triple por si acaso, ya que en los barcos no hay limitaciones de peso como en los aviones.
Si tienes alguna otra duda encantada de resolvértela. Saludos

boat party Ibiza dijo...

Un viaje que seguro que fue de maravilla y que queda en el recuerdo de los más jóvenes porque se lo pasan genial, me alegro que lo pasarais muy bien