13 sept. 2018

UNA SEMANA EN MALTA: CAPÍTULO I - VIAJE DE IDA-SLIEMA Y SAN JULIÁN


Ir a Página Principal
Ir a Capítulo II


CAPÍTULO I - VIAJE DE IDA-SLIEMA Y SAN JULIÁN

VIAJE DE IDA Y LOGÍSTICA:

El viaje lo contratamos en un paquete con la agencia de confianza con la que hacemos todos los viajes, incluía: vuelos, alquiler de coche con devolución de franquicia, seguro de cancelación  y 7 noches de hotel.


No hay texto alternativo automático disponible.


Vuelo: Ryanair.
  • Ida: salida a las 10:00 de Sevilla, llegada a las 13:00 al Aeropuerto Internacional de Malta en Luqa.
  • Regreso: salida a las 07:00 de Malta y llegada a Sevilla a las 10:00

Aunque el vuelo llegó con media hora de adelanto, viajar con Ryanair, como siempre, es una feria. Para los que no han volado nunca con ellos, no te dejan descansar y ahora son bastante estrictos con el equipaje de mano, no permiten maleta de cabina si no has pagado previamente el embarque prioritario, sólo un bolso pequeño  o mochila que quepa debajo del asiento delantero. Así que si no pagas dicha mejora, aunque no quieras, te facturarán la maleta y tendrás que recogerla en las cintas en destino.


Coche de alquiler : SurPrice. Vehículo pequeño Peugeot 108 o similar, nos dieron un Chevrolet.





En el aeropuerto de Luqa, las oficinas de Rent Car están repartidas entre dos plantas, las de 1ª categoría en la planta paja y las de "menos nivel" en la planta alta. La nuestra por supuesto, como es de low cost, está en la planta alta.



Para los pocos kilómetros que se hacen en la isla teniendo en cuenta lo pequeña que es y para nosotros dos solos, el coche está muy bien, al tener un solo lugar de pernoctación no llevamos equipaje nada más que para los traslados desde y al aeropuerto.

Pero yo sugeriría gastar un poco más y alquilar uno un poquito más potente ya que en Malta las carreteras son bastante malas y hay muchas cuestas que a nuestro pequeño utilitario le costaba subir, teníamos que apagar el aire acondicionado para poder llegar hasta arriba sin derrapar.


En la oficinas de SurPrice, una sola persona atendiendo al público, bastante lento, se acumuló cola y además la misma persona que atiende en el mostrador tiene que acompañarte fuera a entregar y revisar el coche para dar la documentación señalando los desperfectos. Tuvimos que esperar un buen rato en la calle, a pleno sol, a que nos trajeran nuestro coche.
Nota: Tenéis que tener en cuenta el horario de los vuelos, sobre todo cuando son fuera de las horas de oficina del alquiler de coche, porque en algunos sitios tienen un buzón donde entregas la llave sin problemas pero aquí, van a revisarlo, muy exhaustivamente por cierto, pero te cobran un suplemento extra de 40€ por estar fuera de horas. Importe que aunque te avisan en el momento de la contratación, el horario de sus oficinas no figura por ningún lado.
Nosotros aunque tuvimos que pagarlo, al haberlo hecho en un paquete con la agencia de siempre, lo van a reclamar y nos lo devolverán ya que hicimos la consulta antes de partir y no llegaron nunca a contestar. 
Pero es la misma empresa con la se contrata si haces el alquiler a través de la página de Ryanair, como le ocurrió a unos chicos gaditanos con los que coincidimos y me temo que la compañía aérea no les va a reintegrar nada ya que lo tienen hecho así de manera trampa para que salga más barato el alquiler y al final se encarece en 40€ más. 
En resumen, pienso que es mejor contratar con una empresa de primera categoría que no te llevarás sorpresas como estas en cuanto a cargos extras, atención, etc. cuando la diferencia de precio no sea abismal. 
Nosotros hemos alquilado muchos coches y no siempre con compañías punteras y jamás nos había ocurrido algo similar y a veces incluso lo hemos entregado con algún pequeño roce y no nos descontaron nada de la retención.
Hotel:

Pebbles Boutique Aparthotel
88-89 The Strand, SLM 1022 Sliema, Malta

Ubicación excelente. En pleno paseo marítimo de Sliema frente a La Valeta, toda la calle llena de restaurantes, tiendas mini-markets, etc.

Lugar muy ambientado pero a pesar de ello, habitación bastante silenciosa muy bien insonorizada, al menos la nuestra que no daba para la calle principal.

No tiene un gran letrero donde lo veas desde lejos, el cartel con el nombre figura en una estrechita puerta con una empinada escalera que queda camuflada con un restaurante mexicano en la planta baja, cuyo ascensor para subir desde la calle hay que tomarlo dentro del propio restaurante.

Recepción 24 horas y personal muy amable, la chica que nos atendió el primer día, de las personas más agradables que encontré en todo el viaje. Como sabía un poquito español, ambas tuvimos un mano a mano para practicar el idioma contrario.

Habitación muy amplia con gran cama y buen armario, sofá, dos mesas (una de escritorio y otra para comer) y cocina totalmente equipada con todo tipo de menaje y un frigorífico más grande que el de mi casa.

Había infusiones y cafés cada día gratis y agua sólo el primer día, como había tostador, comprabamos nuestros víveres y salíamos cada mañana desayunados.

NOTAS DE MALTA:
  • Idioma oficial: El inglés y por supuesto el maltés o malti. Este refleja en sus fonemas la influencia de los fenicios, árabes, españoles, franceses e ingleses. Además de tener la peculiaridad de ser la única lengua de la Unión Europea que procede del árabe. 
  • La isla es muy pequeña y tiene buen sistema de autobuses y económico pero no llegan a todas partes y sobre todo si viajas en verano, las paradas de bus en los pueblos, carreteras o zonas más alejadas, están a pleno sol sin un toldo o marquesina para protegerte. Para mi hubiera sido sofocante, menos mal que a pesar de las recomendaciones de algunos de no alquilar coche, me alegro de no haberles hecho caso. 
  • Se conduce por la izquierda, pero a pesar de todos los inconvenientes que pueda tener para todos aquellos que no estamos acostumbrados al "left driving", insisto en mi sugerencia de alquilar coche pues te da mucha libertad y optimizas el tiempo, aunque a veces el gran inconveniente de esto sea la escasez de aparcamientos. 
  • El agua de Malta no es potable, así que con el calor tan grande del verano necesitas desprenderte de una buena suma cada día para comprar agua embotellada. 
  • Las entradas a los monumentos en general son muy caras, si viajas con un presupuesto corto, elige bien primero aquellos que sean más de tu interés. 
  • Al contrario que en nuestro anterior viaje (Costa Oeste de EEUU), pensamos que íbamos a encontrar en los sitios más turísticos algunas personas hablando español, en toda la semana, sólo un par o tres personas encontramos que lo chapurreaban. 
  • En las oficinas de turismo no tienen ganas de vendernos su país, no se si es que como en mi caso no sabía ninguno de sus idiomas (y el poco inglés que sé me costaba mucho trabajo entender con su acento matés) y tenían que esforzarse más para que les entendiera y no querían molestarse o perder el tiempo, se limitaban a darte un plano sin más.
¿PORQUE DECIDIMOS VIAJAR A MALTA?

Por varias razones:  porque nos gusta viajar, sea donde sea y conocer sitios nuevos, porque está cerca, en el Mediterráneo y con vuelo directo a sólo 3 horas de nuestra ciudad,  porque es un país pequeñito que se puede recorrer casi completo en una semana y porque amigos que lo habían visitado nos lo habían recomendado.

CONCLUSIÓN: 

Sí, es un país bonito y tiene mucha historia y patrimonio cultural, pero es un sitio que una vez visto no es de los que nos han quedado ganas de volver. Hay quien repite varias veces porque le gustan sus playas, como ese, a pesar de haber visto muchas de ellas y muy bonitas, no era nuestro objetivo, ya damos ese país por "conocido".

Sobre todo habiendo visto otros lugares cercanos como Sicilia, o Croacia, con los que tiene mucho parecido y por ello no nos ha sorprendido tanto, como si nuestra visita hubiera sido anterior a los sitios mencionados.

Es un lugar con idílicas playas y bonitos edificios, calles pintorescas, balcones fantásticos, paisajes maravillosos, pero que a pesar de ser miembro de la Unión Europea, deja mucho que desear si la comparamos con otras sobre todo en cuanto a servicios y turismo me refiero.

Sus calles están muy sucias y muchas de ellas en mal estado y las carreteras también muy deterioradas y con muchos baches,  lo que la conducción se hace horrible, hay tramos en los que parece que vas en el centrifugado de una lavadora.

A quien le afecte mucho el calor, como me ocurre a mi, no le recomendaría que fuera en verano, nosotros lo hemos pasado fatal por el intenso calor pegajoso que hemos tenido en esta época, sobre todo la humedad, de hecho me ha afectado a la piel con un sarpullido en las zonas expuestas al sol.

NARRACIÓN DEL VIAJE:

DÍA 1º) 05/09/2018 - Miércoles

Una vez llegado el vuelo, recogida de maletas, coche de alquiler y plano en oficina de turismo, con Google maps en marcha, emprendimos nuestra andadura conduciendo por la izquierda  hacia el hotel.

Como todo está cerca, llegamos sin problema en unos 20' (11,3 km).


Donde aparcamos este primer día, fue el sitio fijo que tuvimos para toda la semana, en la misma calle del hotel  un poco más adelante, justo enfrente del Terminal del Ferry a Valeta, en la mediana, entre las dos vías, hay una especie de ensanchamiento destinado a aparcamiento vigilado. 

Cuando llegas te preguntan poco o mucho tiempo si le dices largo tiempo, toda la noche, salvo el del primer día que el vigilante nos vio cara de guiris y nos timó, nos pidió 5€ y no porque fuera caro dado el número de horas, si no porque el resto de los días nos cobraron 3€.

Después del check-in lo primero que hicimos fue ir a comer a un restaurante italiano cercano, llamado "BLACK GOLD SALOON" donde tomamos una pizza grande para dos y dos cervezas por 14,75€.

Después nos fuimos a un minimarket a pocos metros del hotel, lo cierto es que hay muchos pequeños supermercados o tiendas de chinos donde puedes comprar agua y los víveres para tus desayunos y algunas de las comidas así ingerirás alimentos sanos ahorrando algún dinero.

Esa primera tarde habíamos decidido dejar el coche aparcado y dedicarla a ubicarnos un poco caminando tanto por la zona de nuestro hotel, Sliema, como por San Julián.

Eran sobre las 16:15 cuando nos pusimos en camino por la calle Triq Ix - Xatt. A lo largo de todo el paseo marítimo había unas espectaculares vistas de La Valeta y decenas de puestecillos ofreciendo excursiones a Gozo y Comino.

Iglesia Parish Church de Jesús de Nazaret

















Vistas de La Valeta desde Sliema:












































A pocos metros del hotel se encuentra el Club de playa Medasia al que por ser huéspedes del Aparthotel Pebbles teníamos acceso gratuito que proporciona sombrillas y tumbonas para alquilar entre semana. Lo cierto es que como no somos muy de playa ni piscina, terminó la semana sin que llegáramos a ir. Tenía buena pinta desde arriba.


Club Medasia.







Queríamos llegar caminando hasta Fort Tigné, una fortaleza poligonal del s. XVIII que se encuentra en el pico de la pequeña península que forma Sliema, y bordearla para continuar por la costa, pero a esa hora era imposible ya que sería un buen rato caminando a pleno sol y era inaguantable.

En el lugar donde se encuentra el Centro Comercial "The Point" giramos para ver la bonita plaza peatonal donde está el más famoso edificio de tiendas de Sliema.



Callejuela en la plaza Tigne donde comienza el Centro Comercial The Point.


Parada para descansar en la Pjazza Tigne en la cafetería CIBO. Un café americano y un expreso doble 6€. 




Tras bajar por el ascensor de la plaza, llegamos a un túnel, acceso un poquito raro para el peatón porque hay que pasar por los restos de otro fuerte, Fort Cambridge, para enlazar de nuevo con el paseo marítimo de la otra costa de la península.

Vista del Paseo marítimo y alguno de los muchos clubs de playa que hay a lo largo de toda la costa de Sliema y San Julian, visto desde Fort Cambridge.




Este otro lado del mar, aunque no tenga bonitas vistas de la Valeta como la calle de nuestro hotel, es mucho más tranquilo y más fresco por la tarde.

Continuamos caminando a lo largo de toda la calle Triq it Torri, donde veíamos a la gente bañándose en las pequeñas piscinas que forman los huecos entre las rocas. Como veis estas no son playas de arena, en las propias rocas la gente aprovecha incluso para hacer sus barbacoas.




Pasamos por una antigua fortaleza rehabilitada y utilizada actualmente como restaurante "Il Fortizza". Junto a él está el Club de Playa Preluna.


Continuamos caminando sin prisas por el paseo marítimo que ya iba cediendo un poco el calor y nos acercábamos a San Julián.








No sabría decir donde termina exactamente Sliema y donde empieza San Julian o al revés, no vimos ningún cartel señalando lo límites, pero da igual, toda la costa es la misma.

Pasamos por la playa de Fond Għadir está salpicada de cubículos que fueron explotados para la producción de sal marina en pequeña escala. Ahora los cubículos se usan principalmente para tomar el sol.




Supongo que ya estaríamos en San Julián porque llegamos a la torre de la foto de abajo, conocida con el nombre de "Torre de San Julián", es uno de los numerosos edificios defensivos construidos por los caballeros de la Orden de Malta, al lado izquierdo de la torre es donde comienza La Bahía de San Julián.



Justo después se encuentran los "Independence Gardens", jardines que se sitúan en la zona de los hoteles de cinco estrellas de Malta. Es la parte más chic de la Isla.También junto a los hoteles se concentran los más elegantes y caros restaurantes y bares de la isla.













































Vistas hacia el lado de Sliema.


El edificio de abajo, Restaurante Barracuda, aunque aquí no se aprecie está en un sitio estratégico en el pico saliente de otra de las peninsulitas y a partir de ahí comienza Balluta Bay.

Y por fin llegamos a la Iglesia más importante de San Julián, la de Ntra. Sra. del Monte Carmelo, de estilo neogótico,con una ubicación excepcional a la orilla del mar.



Su impresionante fachada domina el paisaje. Mucho más espectacular por fuera que por dentro, comparada con otras iglesias que vimos en Malta, porque si algo no falta en el este archipiélago son iglesias, en cada pueblo hay varias y no creáis que son pequeñas parroquias, muchas de ellas por el tamaño y majestuosidad de su decoración en otros sitios podrían pasar por catedrales.

Iglesia de Ntra. Sra. del Monte Carmelo en San Julián







Balluta Bay


Para aquellos que conozcan Chipiona en Cádiz les recordará a la playa de este pueblo con el Santuario de la Virgen de Regla arriba.



Junto a la Iglesia y en el comienzo de la Plaza Balluta, se encuentra un antiguo y hermosos edificio que no he conseguido saber ni lo que fue ni a que está destinado actualmente.





Continuamos bordeando la costa  y entramos en la coqueta bahía de Spinola, que guarda aún mucho del encanto antiguo. En ella fondean todavía numerosos y pintorescos botes de pesca, los luzzus, pequeñas motoras típicas de Malta, similares a las que hay en mucha mayor cantidad en Marsaxlokk.





Y en la bahía saludando de frente a quienes llegan en barco, se encuentra desde el año 2003 la gran estatua de LOVE, pero de difícil lectura incluso para ellos, porque la escultura está al revés. 

Parece que la hicieron con la intención de verla derecha si vas en el momento oportuno u hora oportuna o con la iluminación adecuada, es decir si lo ves reflejado en el agua o su sombra en el acerado.

Pero nosotros no tuvimos la suerte de ver su reflejo ni en un sitio ni en otro.

Parece que se han puesto muy de moda estas esculturas de "AMOR" en inglés, nosotros es la segunda que vemos, la primera fue en Tokio, esa es mucho más vistosa y colorida y da mucho juego a las fotos, esta sin embargo está en un enclave fantástico que si encima tienes la suerte de ver el reflejo, pues aún mejor.

No se cuantas más esculturas habrá repartidas en el mundo, habrá que ir a verlas todas, que yo sepa hay una más en Nueva York que no estaba cuando visité esa ciudad. 

















Más vistas de la bahía de Spínola





Continuamos por la calle St George's Road, con intención de llegar hasta la marina de Portomaso, pero ya estábamos cansados y nos quedaba un buen trecho de vuelta hasta el hotel.







Como estaba a punto de anochecer, ya estaban montando los puestos de los dulces típico malteses, los kanoli, veis lo que os decía de la influencia siciliana, los dulces típicos de esta isla tienen también el mismo nombre (canolis) y son muy similares.

Los Kanolis consisten en una masa frita rellena de ricotta (una especie de queso). Normalmente también se acompaña el relleno de ricotta con crema de chocolate, crema de pistacho, trocitos de avellana, entre otras combinaciones, como veis tienen un colorido muy vistoso que te incitan a probarlo.



Ya cansados de los kms. caminados y agotados por el calor decidimos volvernos para el hotel, por el mismo camino hasta la plaza Balluta pero luego por la costa no, sino por Triq Manwel Dimech una calle del interior que cruzaba de lado a lado la península.

Como muchos otros países, Malta también fue colonia británica hasta que consiguió su independencia en 1964. En esta isla todavía se pueden presenciar rasgos típicos de la cultura anglosajona, como las icónicas cabinas de teléfono rojas, tan propias del paisaje londinense.


Cabina típica inglesa en Plaza Balluta de San Julián, Malta







Si bonito era el paseo por la costa, no menos lo fue el del interior disfrutando de sus hermosa fachadas y sobre todo de sus coloridos balcones de madera típicos malteses, llamados Gallarija, que aunque se sabe poco de sus origen nos recuerda mucho a los balcones canarios. Eran los primeros que nos encontramos, veríamos muchos más a lo largo de la semana por todo el país.






    

Llegados al hotel después de caminar sobre unos 7 kms. deshicimos las maletas y salimos de nuevo para comer.


Para la cena no fumos muy lejos, probamos el restaurante mexicano que estaba en el mismo edificio de nuestro hotel, TEX ME Sliema.


la comida, a instancias de la camarera, fue tan abundante que tuvimos que pedirle que nos preparara parte de ella para tomar al día siguiente en la habitación.

Tomamos 2 pintas de Heineken, 2 tostadas y una ensalada de la casa con salmón . 42,50€.

Ir a Página Principal
Ir a Capítulo II


No hay comentarios: