1 may. 2019

UNA SEMANA EN MENORCA-CAPÍTULO V - MAHÓN-ALBUFERA ES GRAU-FORNELLS-MONTE TORO.

Ir a Capítulo IV
Ir al Capítulo VI

UNA SEMANA EN MENORCA

CAPÍTULO V - MAHÓN-ALBUFERA ES GRAU-FORNELLS-MONTE TORO.

DÍA 5º)  MIÉRCOLES 24/04/2019

Itinerario del día:



Hoy de nuevo venían nuestras amigas a recogernos a nuestro hotel y dedicaríamos el día a conocer parte del cuadrante superior derecho de la isla.



Tocaba visitar la capital y nos fuimos derechos para Mahón. Paramos un momento en la oficina de turismo que se encuentra en la plaza de la Constitución, junto al Ayuntamiento, para recoger planos e información pero enseguida tuvimos que irnos porque estábamos estorbando así que aparcamos junto a la plaza de la Explanada, en la calle, zona azul regulada. Echamos dinero para un par de horas.

Mahón






Anduvimos por algunas céntricas calles comerciales hasta llegar al Bastión de San Roque, que es un resto de la puerta principal de la muralla que rodeaba a la ciudad.











En la foto de abajo la Plaza de la Constitución con el Ayuntamiento, donde se encuentra el reloj que trajo el Gobernador inglés Richard Kane y la Iglesia de las concepcionistas Franciscanas.







En la misma plaza se ubica a la Iglesia de Santa Mª.

Precio de la entrada 2€



En la iglesia se encuentra un órgano del siglo XIX de 4 teclados y 3.120 tubos, donde se celebra el Festival Internacional de Órgano .




La iglesia se construyó durante la 2ª mitad del s. XVIII, durante la dominación británica de la isla, en el mismo sitio donde se levantaba una iglesia gótica del s. XIV.











Tomamos por la estrecha callecita que va entre el ayuntamiento y la Iglesia de Santa Mª , calle de Alfonso III y pasando por la plaza  de la Conquesta hasta llegar al mirador que veis en la siguiente foto, desde donde se divisa parte de la ciudad y el puerto.





De allí nos fuimos para la Plaza de España, concretamente en la Costa de ses Voltes, donde se encuentra el Mercado del Pescado.



Lugar muy bonito con un patio central con veladores para tomar algo, la mitad es un mercado tradicional y en la otra mitad ofrece la posibilidad de degustar todo tipo de especialidades menorquinas en diferentes locales, desde quesos a licores, pasando por embutidos o pescados y mariscos...


 









Después de ese pequeño descansito donde nos tomamos una cerveza con una tapa, continuamos nuestro tour a pie por la ciudad de Mahón.

Muy cerca de allí un poquito más adelante se ubica la Plaza del Princess, con la bonita escultura de los caballos y donde está la Iglesia del Carmen y los Claustros del mismo nombre convertidos en Mercado General.










Retornamos al coche,  nos fuimos para Es Grau, con la intención de visitar la Albufera, llegamos hasta la entrada del pueblo donde se encuentra la playa, y comenzamos a andar por un caminito muy cómodo de madera desde donde se tienen  unas vistas muy bonitas de la paya, hasta que se acabó el camino y teníamos que andar por arena.

Preguntamos a unos chicos cual era la ruta para visitar la Albufera y nos dijeron que esa era una de ellas pero que fuéramos al Centro de visitantes.

Distancia desde la Plaza de la Explanada de Mahón a Es Grau: 10 kms. 14'.

Albufera Es Grau










Así que nos volvimos por la carretera que habíamos llegado y a unos 2,5 kms. antes de llegar al pueblo de Es Grau (en este caso como íbamos de vuelta, dejando atrás el pueblo), tomamos a la derecha y nos adentramos en un camino que a 1 kms se encuentra el "Centro de Recepción Rodríguez Femenias", el centro de información turística donde amablemente nos atendieron.


Una chica nos entregó un plano y nos comentó que había tres rutas, marcadas con los colores verde, rojo y azul, pero si sólo teníamos tiempo o queríamos hacer una, su preferida era la circular (marcada en azul), cuya entrada era por la albufera, llegaríamos a la Gola y regresábamos por la playa donde habíamos estado antes.


Las dos primeras comienzan cerca del Centro de Información y la última desde cerca del pueblo de Es Grau

Itinerario de Santa Madrona (Ruta verde) que bordea la ribera suroeste de la albufera con más miradores y observatorios, especialmente de pájaros, por su proximidad a la laguna. Tiene una distancia de 2.8 km (1 hora andando) y es el mejor recorrido para observar aves acuáticas

Itinerario del mirador de Cala Llimpa (ruta roja) que te lleva por la parte sudeste de la laguna. Tiene también una distancia de 1.7 km (45 minutos andando) y es completo a nivel de fauna, flora y paisaje. 
Itinerario de «Sa Gola» (Ruta azul) que recorre el canal del mismo nombre y la zona de dunas de la playa de Es Grau. Tiene una distancia de 1.7 km (45 minutos andando) y es muy sencillo para todo el mundo





Cuando nos dimos cuenta, se nos había echado la hora encima y no nos daría tiempo de disfrutar de ninguna de las tres rutas por muy cortas que fueran, porque teníamos reserva para comer la famosa "Caldereta de Langosta" en un restaurante en Fornells.

Le dimos las gracias a la chica que fue muy amable y le dijimos que con toda esa información y el plano, volveríamos al día siguiente, suerte que las distancias son cortas y estaríamos de nuevo por la zona.



De allí nos fuimos directamente para Fornells, concretamente al restaurante ES CRANC en calle  Escoles, 31.

Distancia desde Es-Grau a Fornells: 30,7 kms. 30'

FORNELLS

Este restaurante es el que nos habían aconsejado varias personas que habíamos preguntado dónde podíamos comer una caldereta de langosta, casi todos coincidieron en este lugar entre otras cosas porque tienen su propio vivero y en otros restaurantes un poco más baratos, la langosta que utilizan en la importada del Caribe con mucho menos sabor.

Como habíamos oído que Fornells era la cuna donde había nacido este plato típico menorquín, y a su vez era un pueblo muy bonito para visitar, pues nos fuimos para allá.

Tras aparcar, llegamos hasta la bonita calle peatonal donde se encontraba el restaurante.

Nos pedimos dos raciones de caldereta de langosta para 4 y una ensalada. Nos dieron la opción de pedirla con picatostes o con arroz, optamos por este último.

Cara sí (cada ración de caldereta eran 69 €), creo que como en cualquier parte de la isla, pero ya que vas si puedes permitírtelo, no puedes venirte sin darte el gustazo de probar el  plato más típico. Estaba buenísimo y con las dos raciones tuvimos para dos platos y pico para cada uno de los cuatro, para que os hagáis una idea a la hora de pedir.

El servicio fue rápido y el personal muy amable, te entregan un babero que aunque parezca una tontería o dé un poco de vergüenza ponértelo, es bastante práctico, al final todos terminamos con el babero manchado, señal de que resguardó de manchas nuestras ropas.




Al terminar de comer nos fuimos a dar una vuelta para conocer el pueblo.

Fornells es una pedanía de Mercadal, situado en una bahía y con uno de los tres puertos de Menorca junto con el de Mahón y Ciutadella. Esta pequeña localidad de pescadores mantiene la esencia de la tradición pesquera.

Pasamos por el Castillo de San Antonio, que es una fortaleza ubicada junto a la costa, en un enclave estratégico de la isla, aunque sólo quedan unos pocos restos de la estructura, ya que fue desmantelado por los españoles tras la dominación británica.






Anduvimos por el caminito pegado al mar, muy cerca del castillo, llegamos a una pequeña calita preciosa que no se cual es su nombre pero con un color turquesa del agua precioso y que aprovechamos para hacer nuestra pequeña siesta después de la comida.






En nuestro descanso tuvimos hasta una sesión de peluquería, jeje.











Tras la siesta, retomamos nuestro paseo, primero pasamos por el puerto y luego comenzamos el ascenso hacia la torre más famosa de Fornells.





La Torre de Fornells es una de las torres de defensa más grandes de la isla y fue construida durante la época británica, entre 1801 y 1802, con el objetivo de vigilar y proteger la entrada del puerto; por ello se encuentra situada en un punto elevado, con buenas vistas, y su forma es reforzada, como si se tratara de un pequeño castillo.

A medio camino hacia la subida de la torre, hay una capilla o altar dedicado a la virgen de Lourdes y unas vistas muy bonitas de la playa.







Caminamos por sus tranquilas calles en este época del año, con sus fachadas de un blanco resplandeciente y  con una limpieza exquisita. Era un gustazo disfrutar de ese bonito pueblo.



Y por último nos dirigimos a la última visita del día: El Monte Toro. Se trata de la montaña más alta de Menorca con 358 metros, desde donde se puede divisar todo el contorno de la isla e, incluso si el día es favorable, se puede llegar a ver Mallorca.

Distancia desde Fornell a Monte del Toro:  13 kms. 18'

MONTE DEL TORO


Su nombre procede según una leyenda de un toro que custodiaba la cima de la montaña, impidiendo que nadie la alcanzara. Un día unos monjes llegaron a la cumbre atraídos por unas luces misteriosas que salían de su cima. El toro enfurecido les salió al paso, pero al ver las cruces que portaban los monjes, los guió mansamente hasta una gruta situada en lo alto de la montaña donde se hallaba una imagen de la Virgen María, quien sería llamada "Nuestra Señora de Monte Toro" o "Nuestra Señora del Toro"  
Existe sin embargo, otra versión del origen del nombre de la simbólica montaña, y es que su nombre procede de "tor", que según parece, en árabe haría referencia a la altura, con lo que "al-tor" vendría a significar "la altura", "lo elevado". 
Posiblemente ambos orígenes debieron haberse unido en algún momento de la historia.


En la cumbre se encuentra un cristo (una pequeña versión del Cristo Redentor).





Una de las cosas que más me impactó negativamente,  es la ingente cantidad de antenas de telefonía o repetidores de televisión que se encuentran en ese monte tan famoso donde le hacían bastante sombra a la bonita estatua del Cristo Redentor. 

Al ser una isla bastante llana y no tener muchas montañas, probablemente las instalaron ahí como único lugar posible para dar cobertura a la isla, no sé, es un tema que desconozco pero lo que si puedo decir con total certeza es que afea bastante, ya que cada vez que te diriges a cualquier parte de la isla, se divisan desde muchos kilómetros a la redonda.




En la cima, además de las geniales vistas y la estatua del cristo, se haya el Santuario de la Virgen de Monte Toro, construido en el siglo XVII sobre una iglesia gótica. Dentro del santuario podemos ver una estatua de la Virgen tallada en madera.

Hoy en día el santuario está en manos de la orden religiosa franciscana de la Misericordia y está habitado por monjas de clausura.




También encontrarás una tienda de recuerdos en un lugar abovedado muy bonito.












  






A pesar del viento, estábamos muy bien en ese monte con las bonitas vistas y casi llegamos a ver la puesta de sol, pero llegó nuestra hora de marcharnos que nuestras amigas tenían que llevarnos a nuestro hotel y volver ellas al suyo a la otra punta de la isla.



Distancia del Monte Toro al Hotel Aguamarina Club: 
19,8 kms. 23'

-- FIN DEL DÍA --

No hay comentarios: