28 jun. 2018

CIRCUITO OESTE AMERICANO - CAPÍTULO IX - MAMMOTH LAKES - YOSEMITE

Ir a : Página Principal
Ir a: Capítulo VIII
Ir a: Capítulo X

CAPÍTULO IX - MAMMOTH LAKES - YOSEMITE

Kms. previstos: 175 kms.

DÍA 9º) Miércoles - 13/06/2018

Recorrido del día:




Salimos a las 07:30 con dirección a Yosemite. Tomamos por la carretera 203, Minaret road, para en pocos kilómetros tomar a la izquierda hacia Mammoth Scenic Loop y posteriormente por la ctra. 395.


Este día, como el anterior, apuntaba que teníamos que tener la cámara en mano continuamente porque pasaríamos por maravillosos lugares, camino de Yosemite, donde haríamos algunas paradas en puntos estratégicos con  otros muchos impresionantes y escénicos paisajes, los veríamos desde el autobús, como por ejemplo:  

June Lake




Lee Vining



Continuamos por la 120 Carretera de Tioga. Esta carretera se encuentra cerrada en invierno.



1ª) Parada: Para baños y fotos en el Lago Tioga.









 Efecto curioso que produce la foto girada.


Paso de Tioga. Entrada al parque Yosemite. Aqui estaban nuestro dos guías cogiendo planos para nosotros porque no había nadie en la taquilla, parece ser que era un día de entrada libre al parque.


El Parque Nacional Yosemite, uno de los primeros parques naturales de Estados Unidos, es más conocido por sus cascadas, pero dentro de sus casi 1,200 millas cuadradas (3,108 km²) nos podemos encontrar valles profundos, prados, secuoias gigantescas, una selva extensa y mucho más. 
Designado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1984, atrae a 4 millones de visitantes cada año. 
Se encuentra en las montañas de Sierra Nevada de California. Aparte de sus cascadas, también es famoso por sus gigantescas y viejas secuoyas y por el mirador Tunnel View, que ofrece magníficas vistas del imponente salto Bridalveil y de las montañas de granito del Capitán y del Half Dome. Yosemite Village tiene tiendas, restaurantes y alojamiento, además del Museo de Yosemite y de la Galería Ansel Adams. 
Internándonos por el Paso de Tioga hacia el interior de Yosemite.
Zona del condado de Tuolumne









2ª) Parada: Área de picnic del Lago Tenaya







3ª) Parada: Olmsted Point.

Es un mirador donde se puede apreciar a lo lejos el famoso Half Dome de 2695 metros y el Clouds Rest.









Algunos de los animalitos más inofensivos que nos podemos encontrar en Yosemite, como esta marmota y tuvimos suerte porque justo al regresar nosotros estuvo en este parque un amigo que iba por libre y caminando por un sendero, se encontraron un oso, sí como lo leéis (he visto el video), tras grabarlo a cierta distancia se fueron huyendo de la zona.



  

4ª) Parada: Tuolumne Grove de Sequoias Gigantes

Hay un refrán que dice que "A falta de pan, buenas son tortas", pues eso nos pasó a nosotros en Yosemite. Tuvimos que visitar este parque, el Tuolumne Grove Trail, ya que Mariposa Grove, que es donde se encuentran las mayores y más famosas sequoias, está cerrado por restauración, curiosamente lo abrían el 22/06/2018 y era la otra opción si queríamos ver estos gigantescos árboles. Estas son impresionantes pero según he oído nada comparables a las de Mariposa.

Bueno, esto es lo que nos comentaron, conociendo al personal como se vendía, y dadas las dimensiones del parque, dudo mucho que aunque hubiera estado abierto Mariposa, hubieran desviado o alargado el tour para llevarnos hasta allí.


Hay muchísimos lugares con sequoias pero esta es una zona accesible, con estacionamiento y baño antes de comenzar la caminata. 


Distancia: 4 km de ida y vuelta


El sendero es cómodo y suave en su mayor parte sobre todo a la ida porque a la vuelta hay una elevación de 120 m, que tendréis que tomaros vuestro tiempo e ir despacito si no queréis llegar asfixiados arriba. Desgraciadamente en este tipo de viajes te dan un tiempo libre tan escaso que tienes que ir a todo tren si no quieres perderte lo importante.










La foto de este plano la hice donde está indicado, pero es un mapita bastante fácil y descriptivo. En nuestra ruta de senderismo llegamos  por el camino de la flecha grande de la parte inferior derecha y seguimos exactamente el curso indicado en las flechas pequeñitas.

Como veis, en el sendero hay dos tramos circulares, si comenzáis por la izquierda, al igual que nosotros, no volváis por el mismo camino y no olvidaros de hacer los dos tramos circulares ya que si eso os ocurre os perderéis la parte más bonita de los senderos.





  










Por los caminos es fácil ver “esqueletos” de esos enormes árboles, derrumbados o quizás quemados pero, aunque estén en el suelo, impacta su tamaño.



 

Aunque se aprecia poco en la foto por su escaso tamaño, ahí está un pájaro carpintero haciendo su labor, nos llamó la atención por su soniquete martilleando la sequoia.






La visita vale mucho la pena y quizás resulta algo corta , teniendo en cuenta que aquello está lleno de caminos para recorrer y seguir admirando ese prodigio de la naturaleza, pero para hacerla despacio y tranquilo. 



Tener que regresar en pendiente se hizo un poco duro, pero me puedo dar por agradecida, conociendo a Paul, creí que no nos iba a dejar ni eso, pensé que nos pararía delante de una sequoia para foto y p'alante....




Al terminar en Tuolumne Grove abandonamos la carretera 120 más importante que traíamos para adentrarnos en otra más secundaria, concretamente en Big Oak Flat Road


Pasamos un túnel y continuamos viendo más espectaculares vistas desde el autobús.
















Fotos desde el autobús del río Merced, con el Half Dome al fondo






6ª Parada: Tiempo libre de 3 horas para comer y hacer senderismo por la zona de la catarata.

La parada fue en un self service muy grande, llamado Base Camp Eatery donde podías comer o si lo deseabas o comprar la comida y tomártela en algún merendero, sombra o espacio bonito que pudieras sentarte.

Esto último es lo que hicimos nosotros. La zona de picnic más cercana estaba al sol así que optamos por una sombra al lado de la catarata donde nos llegaba su frescor y sonido.


Aquí no podían faltar los montículos de piedra que se han puesto de moda, costumbre reciente como otras tantas de los candados en los puentes y los grafittis en los muros o rayar con una navaja la corteza de los árboles y que yo no entenderé nunca. Para los que no las hayáis visto aún, se trata de apilar pequeñas piedras como una pirámide, una forma de decir “Fulano estuvo aquí” 




Una vez acabado nuestro lunch-picnic caminamos por la zona en principio saltando un montón de piedras para estar más cerca de la catarata y después por los caminos de los alrededores hasta concluir nuestro tiempo.



Tuvimos mucha suerte de ver la cascada por la época del año en la que hemos ido, ya que si vas en agosto está completamente seca, nuestro viaje al ser en en primavera, aún con el deshielo de las altas montañas, pudimos verla arrojando agua en todo su esplendor.










En las siguientes fotos la zona de merenderos que os hablé antes y la guardia forestal regulando el paso entre coches y peatones.

Cafelito en el self service donde compramos la comida.


A las 16:00 horas emprendimos de nuevo el camino con una parada más cerca de ese lugar donde había la mejor y más representativa vista de Yosemite.

Ojo hay que tener cuidado, está justo al salir del túnel a la derecha.

El lugar se llama Tunel View Point en Wawona rd.

Y ciertamente la vista es espectacular donde se puede divisar en panorámica las 4 cosas más representativas del parque, la gran montaña de granito llamada el Capitán, el Valle, el Half Dome (conocida como cabeza de Delfín) y la cascada.









Sobre las 16:30 retomamos el camino hacia el hotel. En unos 20' aprox. desde la salida del parque, estábamos allí, en Oakhurst.

En este pueblo y el de Mariposa son los lugares más típicos para buscar alojamiento aquellos que quieren visitar el parque y no pernoctan en su interior.

El Hotel es CONFORT INN YOSEMITE AREA


Al llegar como aún era temprano y hacía bastante calor nos fuimos a la piscina que en esta ocasión además teníamos Jacuzzi.

A continuación caminamos por la recta carretera del pueblo hacia el supermercado a comprar víveres para la cena de los cuatro en la habitación.

Que por cierto estaba como a 2,5 kms. aprox, el paseito dio opción a conocer mejor la localidad típica americana, con  una calle muy larga con casitas aisladas, intercalando comercios y bares y un cementerio no menos bonito y curioso para nosotros.

Compramos para la cena ensaladas y sandwiches buenísimos y por supuesto, con vino californiano y cerveza mejicana "Modelo Negra".




 

Alargando un poco la noche disfrutamos del clima sentados en la puerta como antiguamente en los pueblos tomando el fresco y charlando con todos los compañeros de nuestro grupo que pasaban por allí.


No hay comentarios: