27 jun. 2018

CIRCUITO OESTE AMERICANO - CAPÍTULO VIII - LAS VEGAS - MAMMOTH LAKES

Ir a : Página Principal
Ir a: Capítulo VII
Ir a: Capítulo IX

CAPÍTULO VIII - LAS VEGAS - MAMMOTH LAKES

Kms. previstos: 670 kms.


DÍA 8º) Martes - 12/06/2018

Recorrido del día:



Salida sobre las 09:30 del Hotel Excalibur de Las Vegas. El día de hoy sería sólo de traslado, paisajes maravillosos con algunas paradas puntuales para baños, fotos, comer, etc, pero ninguna visita turística.

El viajar hasta Mammoth Lakes, a parte de ver pasisajes bonitos por el camino principalmente pernoctaríamos allí por ser un sitio que se encuentra a caballo entre Las Vegas y Yosemite.

Tomamos por la carretera 95 (Veterans Memorial Hwy).

A los 192 kms, 2,5 horas aproximadamente, tuvimos la primera parada en un Subway para baños café y compra de aperitivos.

Cruzamos el desierto de Mojave. 

Pasamos por un pueblo "fantasma" llamado Goldfiel en la carretera 95. Hubiera sido interesante hacer una breve parada en este pueblo minero que se fundó en 1902 con el descubrimiento del oro, pero no, "nuestro Paul", no paró, sólo hizo la breve referencia de que era un pueblo fantasma.















Nuestra siguiente parada fue en un Subway y Burger King en Tonopah (otro antiguo pueblo minero) para comer una hamburguesa + 1 cerveza mick 211 grande (2$) comprada en el súper de al lado. Al terminar de comer compramos la bollería para el desayuno del día siguiente.

Tonopah





En Coaldale giramos a la izquierda para tomar la carretera 6 que nos lleva a California. Cruzamos la frontera estatal y seguimos por la 6 hasta Benton donde giramos a la derecha por la ctra. 120  después por Benton Crossing rd.


Paisajes desde el autobús. Carretera 6. zona Dyer







Hicimos otra parada en el límite-frontera entre los dos estados. Foto típica en los carteles:


Adiós NEVADA

Hola CALIFORNIA



En América todo es a lo grande, el tiempo que estuvimos parados haciéndonos la foto en el cartel, pasaron un montón de camiones de gigantescas dimensiones como podéis apreciar.





Y emprendimos camino a Mammount Lake.



Ya entrábamos en la zona de Mammoth Lakes, hicimos una parada para fotos para contemplar unos paisajes preciosos en la Benton Crossing rd., delante del lago Crowley











Continuamos viendo más espectaculares paisajes desde el autobús.




Mammoth Lakes, fundada en 1984, es un pueblo ubicado en el condado de Mono en lo alto de la Sierra Este de California. 
Mammoth Lakes es una creciente ciudad de estaciones de esquí rodeada de la belleza y majestuosidad alpina. Las cumbres nevadas de Mammoth Mountain Ski Area y la naturaleza del entorno atraen, todos los inviernos, a esquiadores, patinadores, aficionados al snowboarding y a las motos de nieve.  
También es famosa porque es una de las montañas oficiales de entrenamiento del equipo olímpico de los Estados Unidos





Una de las cosas que más me llamó la atención fue el cambio tan brusco de temperatura y de paisajes, con unas pocas horas de diferencia. De estar por la mañana en Las Vegas, zona desértica y con un calor horrible, hoy pisábamos a la nieve y veíamos esquiadores bajando con sus esquís por la sierra.



Y por fin llegamos a nuestro alojamiento que se encuentra a más de 2700 m. de altura en la ladera de Mammoth Lakes: Hotel Mommouth Mountain Inn, en el 10400 Minared Rd. Mammoth Lakes.

El hotel es un típico hotelito de montaña, con un hall acogedor, su pequeña tienda y en la parte alta está el restaurante. La habitación que nos tocó "casualmente" daba a la parte trasera del hotel, en cambio algunos de nuestros compañeros pudieron disfrutar de unas preciosas vistas a la montaña.




Nos dejaron sobre las 18:00 horas en el hotel, considero que un poco temprano para no poder hacer nada por la zona.

Nos fuimos a dar una vuelta, vimos la enorme estatua del mamut que preside la zona y caminamos un poco por los senderos cercanos, algunos riachuelos del deshielo de la montaña.












También podíamos haber bajado al pueblo con un autobús que para frente al hotel, pero preferimos quedarnos en la montaña y como hacía un poco de frío y no llevábamos la ropa adecuada, regresamos al hotel, donde cenamos.

No tuvimos suerte con la cena, lo que pedimos fue bastante escaso y caro, así como el servicio lento y no muy profesionales. En cambio vimos en otras mesas que estaban sirviendo unas hamburguesas con una pinta....pensamos que en un hotel de montaña podríamos comer alguna comida mejor que una hamburguesa que la hay por todas partes. 

Dos detalles del hotel. La nevera con las distintas cervezas que tenían y la lámpara




Ir a : Página Principal
Ir a: Capítulo VII
Ir a: Capítulo IX






No hay comentarios: