14 sept. 2011

DÍA 2º) MONKTON-PRESTWICK (GLASGOW)-BALLOCH – LUSS – TARBET – TYNDRUM – GLEN COE - KINGLOCHLEVEN

 

Día 2º) 03/09/2011 – Sábado.

DESCRIPCIÓN

Como comencé a comentar en el día de ayer, nuestro error en la hora del desayuno nos hizo retrasar algo de tiempo, a las 07:15 nos presentamos en el comedor y al encontrarnos con el chasco, para aprovechar el tiempo, llamamos a un taxi (5,75 GBP) y fuimos tres de nosotros al aeropuerto a recoger el coche.

También era temprano para el mostrador de Europcar, abría a las 08:00 de la mañana, aunque nosotros habíamos solicitado la recogida para las 08:30, pensamos que por media hora ya lo tendrían allí y no habría ningún problema, pues si lo había, una antipática señora nos respondió que volviéramos a las 08:30, a nuestra hora (menos mal que desde España ya lo había anticipado media hora pues en principio pusimos a las 09:00) pensando que podría ser aproximadamente y no, aquí la puntualidad inglesa lo llevan a rajatabla (para lo que les interesa), me parece que a veces son cabezas cuadradas e inflexibles, palabras que leeréis en varias ocasiones a lo largo de la descripción de todo el viaje. Aunque hemos dado con gente muy amable y servicial, sobre todo en la calle, tengo que decir que casi todos los empleados de hoteles corroboro que son unos cabezas cuadradas e inflexibles.

Tras recoger el vehículo, tomó el volante Jose, que no lo soltó durante las más de 1400 millas que nos recorrimos por Escocia. Fue su primer contacto con un vehículo grande de 7 plazas, automático, con volante a la derecha y en un país de conducción por la izquierda.

Aunque esos primeros momentos los bordillos de la izquierda parece que tenían la manía de meterse bajo las ruedas, enseguida Jose se adaptó recorriendo casi 2.500 km. sin ningún percance.

Con nuestro GPS en marcha nos pusimos rumbo al hotel a desayunar que ya lo habían hecho nuestros amigos los que se habían quedado allí.

Tomamos nuestras maletas y esa fue la siguiente odisea, no cabían en el maletero y tuvimos que sacrificar los asientos traseros para guardar todo el equipaje y los cuatro más delgaditos montarnos apretujaditos en los asientos de la fila del medio. Claro, todo ello rogando que no nos parara la policía, pues además de ir 4 en los asientos de 3 no podíamos ponernos el cinturón, suerte que los cristales traseros iban tintados y no se veía mucho desde fuera.

Tengo que decir, que en la ruta que hoy comenzamos, he seguido bastante los consejos recibidos por Lourdes, una amable señora de Madrid, que ha sido guía en Escocia durante algunos años y se la conoce como la palma de su mano y colabora desinteresadamente ayudando a los futuros viajeros en distintos foros de Tripadvisor. Desde aquí Lourdes, si me lees, te doy las gracias por tu ayuda.

Nos pusimos en ruta, saliendo de Monkton hacia Glasgow, pero sin entrar en él, por la carretera A77 (M7) hasta la carretera de Paisley, tomando por la M8 hasta Erskine, atravesamos el puente de Erskine donde se ven unas bonitas vistas de río y de Glasgow, la pena es que es muy rápido, ahí no podemos parar. Después de atravesar el puente tomamos la A82 que pasa por el pueblo de Dumbarton y de allí continuando por la A82 hasta Balloch.

La primera parada la hicimos en Durbaton, donde a pie de carretera nos encontramos una Oficina de Información Turística, que una chica muy guapa y simpática nos dio un plano de la zona de Loch Lomond y nos dio algunos consejos a seguir, consejos de los que no hicimos caso pues la ruta era muy larga y al ser nuestro primer día en Escocia y que no habíamos dormido mucho la noche anterior, necesitábamos tomarnos ese día con más calma, lo que queríamos era el mapa, así que decidimos hacer la ruta más corta dentro de las varias alternativas que yo llevaba preparadas.

A continuación nos dirigimos a Balloch, fuimos al pequeño puerto donde comienza el Loch Lomond, allí paramos poco pues es donde salen los cruceros de una hora por el Loch Lomond y como no pensábamos hacerlo nos fuimos pronto, Ver fotos.

En el mismo pueblo de Balloch, paramos en el centro de visitantes a pedir más información, buscaba principalmente del Explorer Pass (para los que no lo sepan ya lo explicaré en el capítulo correspondiente del día que la compré) y de los mapas de los que me había hablado Lourdes que por unos 2 pounds nos decía todas las paradas que podíamos hacer en Loch Lomond. No lo encontramos y continuamos nuestra ruta.

Está claro que todos los caminos no los puedes tomar en un mismo viaje y menos de sólo 10 días, hay que decidirse por uno u otro, en casi todos los puntos hay varias opciones, para ir a Kinlochleven que era nuestro destino final de hoy, podíamos haber tomado por Callander y Los Trosachs o bien el mismo camino que tomamos pero desde Tarbet hacia Oban y luego por la costa o bien en Tarbet habernos desviado a la izquierda por la A83 para Inveraray.

El de Los Trossachs lo descartamos porque intentaríamos ver un trozo a la vuelta camino de Stirling y el de Oban, aparte de ser un poco más largo no pasaríamos por Glen Coe que es de lo más bonito que había oído hablar de ese trayecto y pensaba que no deberíamos perdérnoslo.

El que elegimos nos pareció más recto, ya que como era nuestro primer día en coche, no queríamos programar una ruta muy larga, y además pensábamos que yendo por la orilla oeste de Loch Lomond hacia arriba, tendríamos unas vistas muy bonitas. Esto me decepcionó un poco ya que para ver esas vistas hay que desviarse hacia el lago, entrar en algún pueblo o mirador en concreto, no las ves de desde la carretera y circulando por la izquierda, aún más complicado, creo que les vendrá mejor esta ruta a los que hacen el trayecto al revés que nosotros porque les cogerá el lago en su lado izquierdo.

De Balloch por la vieja carretera de Luss nos incorporamos de nuevo a la A82, volviendo a salir en el pueblo de Luss.

Al llegar al pueblo de Luss, aparcamos y nos dirigimos caminando por la calle principal, Pier Road hacia el puerto. El pueblo de Luss es muy bonito, casitas muy pintorescas, con sus chimeneas típicas escocesas y principalmente sus jardines y flores muy bien cuidados, la verdad es que con ese clima tan agradecido para las plantas quién no tiene un bonito jardín, no como en nuestra tierra, que el sol los achicharra todos.

Desde el embarcadero del puerto se podían ver unas vistas muy bonitas del lago, el sendero, la playita, las casitas adosadas, los barquitos, los patos, etc. Ver fotos.

Después de dar un paseo por el sendero de la playa, y por otras calles del pueblo, la iglesia y Stephenson Way, ya era la hora de comer y compramos pan y cervezas y nos sentamos en un bonito merendero en una gran explanada de césped verde con unos patitos esperando nuestras migas y con una temperatura ideal disfrutando del entorno para comernos nuestro lunch de los víveres que habíamos llevado.

Habíamos echado en la maleta, desde España, algunos aprovisionamientos de comidas, para emergencias, no sabíamos que nos iban a ser tan útiles y que nos darían para casi todos los días. Ahora, después de terminado el viaje, es de las cosas que recuerdo con más cariño, fue fantástico comer casi todos los días (salvo dos o tres porque llovió) al aire libre, cada día en un sitio diferente, unos en un parque, otros en una playa, otros al lado de un lago, hasta en la plaza de un pueblo o en la puerta de un supermercado, porque encuentras merenderos por todas partes. Comer a la española, con nuestras latas de conservas, patés y embutidos envasados al vacío, en casi todos los pueblos había un supermercado de una cadena llamada Co-perative y cuando nos empezada a picar el estómago, allí íbamos a comprar el pan y la cerveza y enseguida encontrábamos un merendero para hacer nuestro picnic.

Terminado nuestro lunch, continuamos por la A82 hasta Tarbet, al tomar hacia la derecha se va por la carretera más pegada a Loch Lomond, a partir de este tramo como tiene menos arboleda a pie de carretera y está más cerca el lago, nos permitió disfrutar de mejores vistas, pasamos por Ardlui, Crianlarich hasta Tyndrum.

En Tyndrun, en un complejo turístico cercano paramos a tomar café y estirar las piernas antes de entrar en el esperado Glen Coe.

A partir de ahí empezamos a ver paisajes mucho más bonitos, altas montañas, llanuras, lagos, continuando por la A82 hasta llegar a Glen Coe haciendo un montón de paradas por el camino para disfrutar del entorno y y por supuesto parar para fotografiar sus famosas montañas “Three Sisters”. Ver fotos

Al llegar a Glen Coe tomamos la carretera B-863 que va por la orilla Este de Loch Liven y continuamos disfrutando un cuarto de hora más de las vistas, hasta recorrer las 6 millas que nos separaban del hotel en Kinlochleven. Del hotel ya doy la descripción en el apartado de Alojamientos.

Después de hacer el check-in nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, que era muy bonito, en el que sólo se escuchaba el sonido de la pequeña catarata que arrastraba el río, el pueblo a pesar de estar habitado como demostraban sus bonitos y cuidados jardines, estaba desértico, no nos cruzamos con nadie. Después de caminar un poco disfrutando del atardecer con los reflejos del sol en el río, las altas montañas, buscamos un sitio para cenar.

Entramos en el Restaurante HARLEQUIN (28 Leven Road, Kinlochleven, Argyll, PH50 4RP), como no era muy tarde no tuvimos ningún problema con las mesas, más tarde se llenó el restaurante.

Esta primera cena en Escocia, no tuvimos demasiada suerte, no nos gustó mucho la comida, era muy insana a base de fritos y salsas picantes, tampoco había mucho para elegir. Pero fue muy divertido y tuvimos una velada muy agradable, que comenzamos con las cervezas, continuamos con los whiskies y terminamos con el agua.

Así nos dieron las 21:00 horas cuando salíamos del restaurante y nos fuimos caminando muy tranquilamente para el hotel, así comprobamos que estaba anocheciendo, lo cual nos servía de referencia para calcular los tiempos en los próximos días.

Ir a página Principal

Ir a Viaje a Escocia

No hay comentarios: